Leche Maternizada

Leche maternizada para perros

La leche maternizada para perros es un valioso recurso para alimentar a los cachorros en situaciones especiales.

Cada especie de mamífero, nada más nacer, se alimenta de la leche producida por la madre. No todas las leches son iguales, cada especie de mamífero produce una leche con unas características específicas. Por ejemplo, la leche de vaca es muy rica en lactosa, de modo que, otras especies, al tomarla, sufrirían problemas digestivos al no poder digerir la lactosa.

Los cachorros de cualquier especie de mamífero, al nacer, tienen el aparato digestivo y el sistema inmunitario muy inmaduros, y se van desarrollando durante el primer mes de vida.

La leche materna es un producto con alto poder calórico, que aporta ácidos grasos y nutrientes que refuerzan el sistema inmunitario del neonato.

Los cachorros de los perros necesitan de una leche materna específica desde el nacimiento hasta el momento del destete. La industria conoce la composición propia de la leche materna de perro y, de esta manera, pueden formular y producir la leche maternizada adaptada a las necesidades de los cachorros.

Cuándo dar leche maternizada a los cachorros

En condiciones normales, la madre es capaz de alimentar a la camada y no es necesario dar a los cachorros leche maternizada; ahora bien, hay situaciones en las que el consejo veterinario nos puede prescribir el uso de leche maternizada.

Cachorros más delicados

Hay ocasiones en las que puede ocurrir que alguno de los cachorros es discriminado por la madre a la hora de amamantarlos. Suele coincidir con estados de debilidad del cachorro y en camadas en las que se aprecia que hay cachorros más grandes que otros.

Es en estos casos cuando los cachorros más débiles necesitan de un complemento en su alimentación.

Cachorros huérfanos

Con los cachorros huérfanos debemos sustituir la alimentación materna con leche maternizada. Para ello habrá que utilizar un biberón y suministrarles alimento cada dos horas. La efectividad del procedimiento se conoce viendo cómo las crías van ganando peso.

La madre no produce cantidad suficiente de leche

Por diversas circunstancias, la producción láctea de la madre puede ser insuficiente para alimentar a la camada. En otros casos, la madre puede sufrir mastitis y evitar a los cachorros hambrientos.

Así, pues, debemos hacer uso de leche maternizada para sacar adelante a la camada.

Cómo alimentar a los cachorros con leche maternizada

Para la alimentación del cachorro necesitaremos un biberón adecuado, mantener las pautas de higiene necesarias y leche maternizada.

En los envases de leche maternizada podemos encontrar las instrucciones de uso. La cantidad de leche a suministrar es progresiva. Nada más nacer, los cachorros tienen un estómago poco desarrollado, que irá evolucionando a lo largo de las primeras semanas.

Las tomas deberán seguir la siguiente pauta:

  • Primera semana: 8 tomas diarias de 2 a 4 mililitros (ml.), cada una.
  • Segunda semana: 6 tomas diarias de 5 a 10 mililitros, cada una.
  • Tercera semana: 5 tomas de 10 a 15 mililitros, cada una.
  • Cuarta semana: 5 tomas diarias y, tras cada toma, una ración recomendada de pienso adaptado.

Como es lógico, la leche maternizada a suministrar debe ser B.

A lo largo de este tiempo, los cachorros deberían experimentar un aumento de peso de entre 100 a 200 gramos semanales. Si no fuera así, habría que consultar al veterinario.

Deja un comentario